Externalizar por la competitividad

20.06.2011 |

Share

El outsourcing es una estrategia adoptada por muchas empresas para sus áreas financieras y de tecnologías de la información, pero pocas de ellas se han planteado el outsourcing comercial. Sin embargo las cosas están cambiando.

De acuerdo a la consultora Dun & Bradstreet, las ventas y el marketing son ahora la tercera área más activa para el outsourcing, después de las finanzas y las TICs. De acuerdo a esta firma, el outsourcing comercial y la utilización de fuerzas de ventas van a multiplicarse por cinco en los próximos dos años.

Haciendo de la necesidad una virtud

Si las ventas no están entre sus principales competencias, debería seriamente considerar el outsourcing de ventas, para concentrar sus recursos, disponer de más tiempo en sus habilidades principales y ganar con ello competitividad para su negocio.

Cuando su empresa está en la fase startup, o expandiéndose, necesita concentrar sus recursos y atención en su producto principal, y en encontrar nichos de mercado para él. Desarrollar procesos de ventas, seleccionar un equipo de vendedores o crear un área comercial son tareas que exigen un enorme esfuerzo a alguien sin mucha experiencia previa en estas actividades.

Haciendo el outsourcing de estos procesos de negocio su empresa se moverá mucho más rápida y ligera. Como beneficio añadido, su empresa puede llegar a un acuerdo estratégico con un socio comercial que le dará acceso a todo tipo de conocimientos en el área de las ventas.

La experiencia en ventas del partner

El outsourcing comercial incluye muchos conceptos, entre ellos el desplegar una fuerza de ventas dedicada exclusivamente a su negocio, y aprovechar años de experiencia en gestión de ventas del proveedor, y todo ello con un modelo de costes que puede ser pactado de la forma más conveniente para su negocio.

Share